martes, 9 de agosto de 2016

ARQUITECTURA MELANCÓLICA



Colección de cuentos y poemas de insólita invención, escritos e iluminados por Javier Alcaíns para maravilla del cándido lector y dedicados a Gabriel y Eduardo.


Según reza la portada, la obra se comenzó en el mes de febrero del año 2000. Quiere decir que  comenzó  la labor de caligrafía e iluminación, ya que los textos habían sido escritos con anterioridad —el más antiguo está fechado en 1982, aunque la mayoría fueron escritos en la década de los 90—.

En el colofón se lee que la obra se terminó el 23 de mayo de 2004. Con esta información podemos pensar que el libro tardó en realizarse cuatro años y tres meses, pero esto no es cierto, pues al mismo tiempo estaba ilustrando también el Génesis. Yo calculo, según el número de páginas y de ilustraciones, que necesité entre veinte y veinticuatro meses para completarlo.

Los folios miden 40x25 cm y cuenta con ciento veintiséis páginas. Tiene alrededor de ochenta ilustraciones realizadas, igual que la caligrafía, a la témpera. El papel es Canson Montval de 190 grs.


El libro se divide en tres partes: Aviso del Ángel, Vitrina fantástica y Arquitectura melancólica. Componen la primera parte cuatro relatos de inspiración bíblica, con mezcla de ciencia-ficción en algún caso. Dieciocho piezas breves forman Vitrina fantástica, de las que diez son cuentos y ocho son poemas. Arquitectura melancólica es una invención escrita después de visitar el palacio de Abadía, dividida en siete poemas. Cierra el libro un epílogo en el que se cuenta, con mucho detalle, prácticamente nada.



Alguien me preguntó una vez si era un libro para niños. No nació con esta intención, pero entiendo la pregunta, ya que lo que quería entonces era que los textos, tanto los escritos en verso como los escritos en prosa, tuvieran el aire de los cuentos, y el aire de los cuentos acostumbra a traer aroma de infancia.



Hace un tiempo edité algunos ejemplares en impresión digital. Por las características de este tipo de edición, el precio acaba siendo un poco elevado. Ahora me he planteado realizar una edición en offset, para que nadie se quede con las ganas de tener esta rareza. Estará ligeramente reducido con respecto al original, ya que medirá 35x23 cm y el papel no será Canson Montval, pero el precio será sólo de 35 (treinta y cinco) euros, hasta el 15 de octubre.



Para realizar esta edición necesito vuestra ayuda. No hay que pagar nada ahora, pero los que estéis interesados en adquirir un ejemplar, por favor, hacédmelo saber enviándome un correo a javieralcains@gmail.com




Este anuncio estará visible hasta el 15 de octubre. Llegado ese día, si he conseguido suscriptores suficientes, lo mandaré imprimir para que esté terminado antes de Navidad. En ese momento tendríais que pagar el libro, para que yo pueda pagarle al impresor y este pueda alimentar a sus hijos.



En cualquier caso, el 16 de octubre informaré cumplidamente de cuanto haya ocurrido.

Gracias por haber llegado hasta aquí.

miércoles, 6 de julio de 2016

LES CHANSONS DE BILITIS

 


Ilustraciones de George Barbier grabadas por F.-L. Schmied 
Pierre Corrard, París, 1922
208, 24 páginas
33x26,5 cms.

44 grabados








Pierre Louÿs publicó la primera versión de Las canciones de Bilitis en 1894, dedicando la obra a André Gide y Meryem ben Alí. En 1898 apareció la versión definitiva, con más poemas. Cambió la dedicatoria, que a partir de entonces fue esta: “Dedico respetuosamente este librito de amor antiguo a las muchachas de la sociedad futura”. No se sabe por qué, en la edición que nos ocupa no aparece esta dedicatoria, como tampoco aparecen las citas de Teócrito, Safo y Filodemo que abren cada uno de los apartados del libro.
Pierre Corrard, que ya había patrocinado el álbum ilustrado por Barbier dedicado a Tamar Karsavina, le encargó en 1914 las ilustraciones para Les chansons de Bilitis. Ese mismo año estaba terminada la obra –casi todas las ilustraciones están firmadas y fechadas-, pero Corrard murió en la Primera Guerra Mundial –mort pour la France, se lee en el colofón- y la obra quedó sin imprimir. Terminada la guerra, Mme. Corrard retomó el proyecto, encargando la impresión del texto y la realización de los grabados a François-Louis Schmied, que ya había colaborado con Barbier en Personnages de Comedie y colaboraría después en otras obras.
A lo largo del tiempo, estos poemas han inspirado a multitud de artistas: Sylvain Sauvage, Paul Iribe, Lebedeff, Willy Pogany, Jean Berque… La edición de Notor de 1898 se limitaba a reproducir obras clásicas del Louvre y otros museos; una de las primeras ediciones con ilustraciones originales fue esta de Barbier, que es la más interesante de todas y, sin duda, la que posee más encanto.

 
 


PIERRE LOUÿS

Nació en Gante el 10 de diciembre de 1870. Su verdadero nombre era Pierre Louis. Siendo muy joven se trasladó a Francia, donde cursó estudios y trabó gran amistad con André Gide. En 1891 fundó la revista literaria La Conque, en la que publican escritores parnasianos y simbolistas. Su amigo André Gide, en 1894, le habla de Argelia y de una mujer: Meryem ben Alí. El 18 de julio de ese año, Louys parte hacia Argelia en compañía de su amigo Herold. Se instala con su amigo y con Meryem en Constantina, donde escribe la Vida de Bilitis y algunos de los poemas. Cuando aparezca la primera edición, el libro estará dedicado a André Gide y a Meryem ben Alí. Más tarde, esta dedicatoria desaparecería. Louys vuelve a Francia. Según cuenta, la falta de dinero le impìde casarse con Marie de Heredia, hija del poeta José María de Heredia, quien contrae matrimonio con Henry de Regnier. En 1896 escribe Afrodita, novela que le proporcionará fama y dinero y, tras un viaje a España, La mujer y el pelele, que ha sido llevada al cine en varias ocasiones. Con el tiempo volverá a encontrase con Marie, aunque su vida amorosa no será nunca tranquila; conoce a otra mujer, Zorha ben Braihm y, finalmente, se casa con Louise de Heredia, hermana menor de Marie.
Su escritura, elegante y apasionada, no siempre fue bien recibida, pues explora caras del erotismo que la sociedad de su época no toleraba. Sin embargo, sus personajes –Bilitis, por ejemplo-, permanecen en nuestra memoria con una desbordante intensidad vital.
Fue amigo del gran Oscar Wilde; éste le dedicó su pieza teatral Salomé.
Murió en París el 6 de junio de 1925.


 


 
GEORGE BARBIER


Nació el 10 de octubre de 1882 en Nantes. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de París. A los veintinueve años realizó su primera exposición, firmando con el pseudónimo----. Bajo la influencia de Léo Bakst y los ballets rusos, dedica dos álbumes al tema, uno a Nijinsky y otro a Tamar Karsavina. Junto a Lepape, Erté, Iribe y Martin, fue uno de los grandes ilustradores de los famosos modelitos de París, que aparecieron en La gazette du bon ton y Modes et manieres d´aujordhui. Se dedicó también al diseño de joyas y la cartelería, los decorados para el music-hall y el teatro, vistió a Rodolfo Valentino en Monsieur Beaucaire, aunque puso lo mejor de su talento en la ilustración de libros. Sus ilustraciones, de línea clara, elegante composición y colores planos, dejan ver la influencia de los vasos griegos, la estampa japonesa y las miniaturas persas, todo traducido a un estilo personal inconfundible. Aparte de esta edición de Las canciones de Bilitis, ilustró otra en 1929, subtitulada Seul texte véritable et complet, en una tirada de sólo 25 ejemplares, en las que el erotismo se muestra más explícitamente, aunque con la elegancia y el refinamiento que siempre mantuvo. También en colaboración con F.-L. Schmied ilustró Vidas imaginarias de Marcel Schwob, Poemas en prosa de Maurice de Guérin y Personajes de comedia de Albert Flament. Con otros grabadores y editores: El cantar de los cantares de Salomón, Fiestas galantes de Paul Verlaine, Las amistades peligrosas de Chloderlos de Laclos, La novela de la momia de Théophile Gautier…
Murió en París el  18 de mayo de 1932.


 


Pierre Corrard, à l’initiative de l’album consacré à Tamar Karsavina et illustré par Barbier, lui a commandé en 1914 les illustrations pour Les chansons de Bilitis, qui furent terminées cette même année, datées et signées par Barbier.
Cependant, Pierre Corrard, – Mort pour la France durant la première guerre mondiale ne vit jamais cette édition. Après la guerre, Mme Corrard commanda l’édition à François-Louis Schmied qui s’occupa aussi bien de la typographie que de la gravure. Ce dernier avait déjà travaillé avec Barbier pour Personnages de comédie, et travaillera encore avec lui pour d’autres œuvres.
Les poèmes de Pierre Louys ont inspiré plus d’un artiste: Sylvain Sauvage, Paul Iribe, Lébédeff, Willy Pogany, Jean Berque…
Les illustrations de l´édition de Notor de 1898 sont issues d’œuvres antiques classiques du Louvre et d´autres musées.
L’édition de 1922, l´une des premières a être illustré de dessins originaux, est en fait la plus intéressante de toutes et, sans conteste, celle qui a plus de charme.


  


 
Pierre Louÿs, de son vrai nom Pierre Louis, est né à Gand (Belgique) le 10 décembre 1870. Très jeune, il vient vivre en France. Il y fit ses études avec André Gide comme condisciple avec qui il commencera une grande amitié. En 1891, il fonde la revue La Conque qui  publiera les écrivains des groupes du Parnasse et des symbolistes. Son ami André Gide lui parle de l’ Algérie et d’une femme : Meryem ben Ali. Le 18 juillet de cette année Louÿs part pour l’Algérie avec son ami Hérold. Il s’installe à Constantine avec lui et Meryem d’où il écrit La Vie de Bilitis et quelques poèmes. La première édition de ce livre sera dédicacée à André Gide et Meryem ben Ali. Plus tard cette dédicace disparaîtra. Louÿs revient en France. Le manque d’argent l’incite à se marier avec Marie de Heredia, fille du poète José Maria de Heredia, mais celle-ci épousera Henry de Regnier. En 1896 il écrit Aphrodite, roman qui le rendra célèbre et riche et après un voyage en Espagne La femme et le pantin dont a été réalisé plusieurs versions cinématographiques. Il cherchera à renouer avec Marie. Sa vie amoureuse ne sera jamais tranquille: il connaît une autre femme : Zorha ben Braihm et finalement se mariera avec Louise, la jeune soeur cadette de Marie de Heredia. Son écriture élégante et passionnée ne fût pas toujours bien reçue car son exploration des différentes facettes de l’érotisme ne fût pas tolérée par la société de son époque. Sans aucun doute ses personnages — comme Bilitis par exemple — sont présents dans notre mémoire avec une intense et débordante vitalité. Il fût l’ami de Oscar Wilde dont celui-ci lui dédia sa pièce de théâtre Salomé en 1893.
Il meurt à Paris le 6 juin 1925.


 

 
Georges Barbier est né le 10 octobre 1882 à Nantes. (France). Il a étudié à l’Ecole des Beaux Arts de Paris. A vingt neuf ans, il fi t sa première exposition sous le pseudonyme de Edouard William. Sa rencontre avec Léo Bakst et les ballets russes lui permet de réaliser deux albums, un dédié à Nijinsky et l’autre à Tamar Karsavina. Avec Lepape, Erté, Iribe y Martin, il fût un des plus importants illustrateurs de mode de l’époque. Ces «petits modèles» furent publiés dans la Gazette du Bon Ton et dans Modes et Manières d’Aujourd’hui. Il dessina aussi pour la joaillerie, pour la création d’affiche et pour les décors de théâtre et de Music-hall. Il dessina les costumes de Rodolphe Valentino pour le film Monsieur Beaucaire. Cependant il exprima le meilleur de son talent dans l’illustration de livres. Ses illustrations, en ligne claire, ses compositions élégantes et ses aplats colorés dont ce sent les influences des vases grecs, de l’estampe japonaise et des miniatures perses, traduisent un style personnel inconfondable. A part de l’édition de 1922 des Chansons de Bilitis il illustra une autre en  1929 sous-titrée: seul texte véritable et complet, tirée à 25 exemplaires seulement, dans laquelle l’érotisme se montre plus explicite, il fait la démonstration de l’élégance et du raffinement qui lui sont coutumier. En collaboration avec F.-L. Schmied, il illustre Vies imaginaires de Marcel Schwob, Poèmes en proses de Maurice Guérin et Personnages de Comédie de Albert Flamand. En collaboration avec d’autres graveurs et éditeurs, Le Cantique des Cantiques de Salomon, Les Fêtes Galantes de Paul Verlaine, Les Liaisons dangereuses de Choderlos de Laclos, Le roman de la momie de Théophile Gautier, ...

viernes, 15 de mayo de 2015

SEPULCRO EN TARQUINIA


Han pasado cuarenta años desde la primera edición del libro de Antonio Colinas Sepulcro en Tarquinia (León, Diputación Provincial, col. Provincia, 1975). Isla de Siltolá ha publicado un libro-homenaje, coordinado por Ben Clark, con 54 poemas inéditos de otros tantos poetas y El Norte de Castilla le ha dedicado un suplemento especial.
Yo lo leí por primera vez en 1981 o 1982, en la edición de El Bardo. Cuando empecé a ilustrar libros, uno de los primeros títulos que pensé fue este. Sin embargo, no comencé a ilustrarlo hasta unos años más tarde, en 2002. Lo terminé, según el colofón, el 26 de febrero de 2003, después de nueve meses de trabajo. Sólo ilustré el largo poema que da título al conjunto. El libro mide 40x25 cms. y tiene 21 ilustraciones a la témpera con tintas de oro, plata y cobre; el texto está caligrafiado. 
En 2011, la Editora regional de Extremadura realizó una edición facsímil de 500 ejemplares numerados.





















Aunque considero que esta obra está acabada, algún tiempo después de terminarlo pensé que no estaría mal ilustrar el libro entero. Comencé por el principio y terminé dos ilustraciones, pero una tercera se resistió a quedar cumplida. Retomé entonces otro proyecto y la versión completa de Sepulcro en Tarquinia quedó a la espera. No he renunciado a ella; sólo está pendiente.
Ofrezco en esta página, para sumarme a la celebración, las dos ilustraciones terminadas: Simonetta Vespucci y Lago de Trasimeno.

Feliz aniversario.









sábado, 21 de marzo de 2015

LOS LIBROS DE FRANÇOIS-LOUIS SCHMIED (2)










Error en esta página: el nombre del colaborador japonés no era Mao, sino Bao.